MANTILLA Y PEINETA

Situadas detrás de la imagen de la Soledad al Pie de la Cruz acompañan la procesión un grupo de mujeres vestidas de mantilla y peineta. Vestir la mantilla un Viernes Santo es una señal de duelo, respeto y luto por la muerte de Nuestro Señor

 

Quizás porque las normas de vestuario se suelen regir por  las que ha impuesto la tradición, les acompañamos de unas pautas de María Fernanda Sainz de la Maza, experta en Protocolo y Relaciones Institucionales, profesora de esta disciplina en los cursos de formación ocupacional, con el fin de no caer en errores de protocolo.

 

VESTIDO: El protocolo dicta que el vestido que se lleve con la mantilla sea de color negro, manga larga o francesa y con un largo siempre por debajo de la rodilla. Se debe optar por telas como terciopelo, seda, muaré, crepé, ... no optando por el encaje. Además deben evitarse los escotes pronunciados, minifaldas o pantalones. El zapato negro, de salón,  con tacón, y las medias, finas de color negro y lisas. también se puede acompañar de guantes, que serán siempre de color negro.

 

 

PEINETA Y PEINADO: La peineta, principal complemento de la mantilla, tiene su origen en los tocados femeninos íberos, concretamente en las diademas y tiaras; aunque su uso se remonta al siglo XIX, con el fin de elevar la mantilla.

 

Las peinetas originales, de carey o concha, se han sustituido por materiales sintéticos como el celuloide.  (Las de carey se siguen fabricando sólo por encargo, ya que su precio, debido a su escasez, es muy elevado).

 

Son de diferentes tonalidades, desde las más claras a las más oscuras de formas redondas, cuadradas y rectangulares, siendo las más usadas las rectangulares con remate semicircular. Pueden ser lisas o con dibujos calados.

 

Para sujetar la peineta, el pelo se debe llevar recogido en un moño (cuanto más ancho mejor) nunca el pelo suelto, ni caracoles. También podéis introducir unos peinecillos de carey al contrario para que las púas de la peina se sujeten con la de los peinecillos y el moño.

 

 

LA MANTILLA: En función del presupuesto y gusto personal se elige el tipo de tejido de la mantilla:

 

Blonda: Tipo de encaje de seda, que se caracteriza por la utilización de grandes motivos, sobre todo florales, que se realizan en seda más brillante que el resto de la mantilla, realizada en seda mate. la característica más peculiar son las ondulaciones de sus bordes, denominados  "puntas de castañuelas" por su similitud con éstas.

 

Chantilly: El tejido, proveniente de esta ciudad francesa, es más ligero. Está bordado con diversos motivos.

 

Tul:  Es un tejido delgado y transparente, de seda, hilo o algodón.  Suelen utilizarse a modo de imitación de las mantillas de blonda y chantilly, mas conocidas como mantillas de encaje.

 

Se suele reservar  las mantillas más claras para las chicas más jóvenes y las más tupidas, es decir, con más bordados para las señoras.

 

 

¿CÓMO COLOCAR LA MANTILLA?: Por la parte delantera debe contar con un largo hasta la altura de las manos, y por la parte trasera un largo unos dedos por debajo de la altura de la cadera. Ya que la procesión de la Cofradía es el Viernes Santo, la mantilla debe llegar hasta la frente, tapando todo el pelo. Para evitar el "vuelo" de la mantilla, es conveniente sujetarla al vestido de forma discreta (generalmente por los hombros).

 

Uno de los trucos para sujetarla con suficiente "holgura", es ladear la cabeza al lado izquierdo, y sujetar la mantilla del hombro derecho y viceversa.

 

 

COMPLEMENTOS

 

El otro gran accesorio, el broche que sirve para sujetar la mantilla a la peineta en la parte de la nuca. Puede ser de plata, oro blanco , aunque también se utilizan de bisutería.

 

Los pendientes, siempre largos, de plata, oro blanco con brillantes o circonitas, conocidos como los de Virgen. También son admisibles las perlas y el azabache, pero nunca los corales. Se puede llevar también una gargantilla a juego con los pendientes, una cadena con una cruz o un collar de perlas.

 

Abstenerse de llevar claveles o flores tanto en la cabeza como en el pecho.

 

El bolso, de tipo cartera o con asa, debe ser de tamaño pequeño y color negro o carey. Se puede llevar un rosario de plata o azabache