PORTADAS Y ATRIOS DE SAN MILLAN

PORTADAS

 

El templo cuenta con tres portadas. Una en cada uno de los muros laterales abiertas en el cuarto tramo y otra a poniente.

FACHADA OESTE

 

En el centro se abre una gran puerta de cinco arquivoltas decoradas con rosetas de cuatro y ocho pétalos alternando con baquetones y chambrana ajedrezada. La monumental portada se compone de arco de medio punto liso, con una rosca decorada con rosetas tetrapetaladas presentando también ajedrezado. Las dovelas son todas regulares menos el que actúa como clave. Estos arcos se apean en jambas coronados por capiteles en los que se muestran arpías, hombres desquijarando leones o híbridos de ave y pez.

 

Encima de la portada hay un ventanal en la cumbrera con un arco de medio punto sustentado con capiteles decorados con una pareja de arpías y motivos vegetales.

Además, en toda la portada se abren tres ventanas con arco de medio punto

 

FACHADA NORTE

 

La portada de la fachada norte se compone de un arco de medio punto con cinco arquivoltas.la decoración es de clípeos perlados alternadas con gruesos boceles. Se remata con la arquivolta exterior con filas de tacos acodilladas dos parejas de columnas coronadas por capiteles en los que se muestran personajes sometiendo animales, leones y grifos afrontados y arpías de alas explayadas.          

FACHADA SUR

 

La fachada meridional se abre, al igual que en la septentrional en el cuarto tramo. Destaca de esta portada el tímpano esculpido, compuesto por siete piezas doveladas. Debido a su estado de conservación es difícil desentrañar la iconografía del mismo, se puede reconocer en la dovela del centro una figura angélica de pie, entregando algo a un personaje, que muestra las palmas de sus sobre el pecho en signo de respeto y de recepción del mensaje

Por la otra parte, encontramos tres figuras sedentes, la del extremo este perdida, junto a esta, está el personaje que recibió el mensaje del ángel con otra figura que sostiene un libro.

 

El tímpano está rodeado de cuatro arquivoltas.

 

En cuestion de puertas, la iglesia de San Millán posee tres carpinterías notables, indudablemente originales, decorada con herrajes de gran interés.

ATRIOS

 

Sorprenden en San Millán sus dos pórticos añadidos tardíamente a la fábrica principal del siglo XII dentro de una tipología característica del Románico de la cuenca del Duero. Hay muchas hipótesis de si fue un pórtico continuo en los tres frentes. Ambos atrios siguen un mismo esquema constructivo, distribuyendo los once arcos de sus frentes con un ritmo de 3-1-3-1-3.

Los arcos son de medio punto sustentados en dobles columnas coronados por capiteles.

 

ATRIO NORTE

 

La galería porticada norte fue remontada en el siglo XVI, en los que se introdujeron capiteles platerescos. La mayoría de estos, tienen temática vegetal con hojas lisas o helechos, aunque en uno muestra a personajes desnudos acuclillados.

 

De este atrio, destacan los dos contrafuertes que flanquean el acceso.

ATRIO SUR

 

Los arcos del atrio meridional fueron liberados en 1951; en este atrio la calidad plástica es mayor.

 

Entre las cestas que muestran temas religiosos encontramos la Anunciación, la Visitación, la Epifanía, el Prendimiento, el Pantocrátor rodeado por el Tetramorfo o las figuras de diez apóstoles. También encontramos temas vegetales con capiteles que muestran tallos entrelazados o con hojas de acanto.

 

Podemos ver ejemplos de capiteles que nos muestran personajes mitológicos como arpías, centauros o híbridos de ave y reptil. Entre los que muestran escenas cotidianas vemos una escena festiva, o el de cuatro personajes con pesadas capas